¿Qué es el Trastorno del Espectro Autista (TEA)?

Se habla de Trastorno del Espectro Autista cuando hay:

1: Alteración de la interacción social (reciprocidad)

2: Alteración de la comunicación (lenguaje comprensivo y expresivo)

3: Patrones de conducta restrictivos , repetitivos y estereotipados: Rutinas , pateones de juego o intereses restringidos, estereotipias motoras, destrezas imaginativas rígidas y restringidas. Dentro del espectro del autismo se encuentran todas las personas que tengan los siguientes diagnósticos, entre otros:

º Síndrome de Asperger

º Autismo de Kanner

º Trastorno Generalizado del Desarrollo no Especificado

º Trastorno Desintegrativo

º Síndrome de Rett

Algunas señales de detección temprana

Los individuos con Trastorno del Espectro Autista presentan al menos la mitad de kas características abajo listadas, estos síntomas pueden variar de leve a severo en intensidad. Los comportamientos generalmente ocurren a través de infinidad de situaciones y son inapropiados para su edad

  • Dificultad para relacionarse con pares.
  • Poco o ningún contacto visual.
  • Risas y sonidos inapropiados.
  • Insistencia en lo idéntico resistencia a cambios en rutina.
  • Poco o ausencia de temor real a los peligros.
  • Conductas repetitivas estereotipadas.
  • Aparente insensibilidad al dolor.
  • Prefiere estar solo, aislado.
  • Dar vueltas sobre si mismo. Hace girar los objetos.
  • Ecolalia (repetición de palabras y frases en vez de un lenguaje normal)
  • Puede no querer abrazos de cariño o actuar de forma cariñosa.
  • No responde a indicaciones verbales; actúa como si fuera sordo.
  • Apego inapropiado a objetos.
  • Demasiada actividad física o comportamiento muy pasivo.
  • Dificultad en expresar sus necesidades; emplean los gestos o señalan a los objetos en vez de usar palabras.
  • Rabietas: exhibe extrema angustia sin ninguna razón aparente.
  • Habilidades y actividades motoras desiguales (puede no querer darle un puntapié a la pelota pero puede construir con bloques)